Coronavirus: El nuevo escenario ante nuevas variantes en la Argentina

El Malbrán detectó las mutaciones del virus en el país: en qué cambia, cómo responderán las vacunas y qué temores y desafíos genera entre los científicos.

La aparición de nuevas variantes del covid-19 en la Argentina generó que se activaran las alarmas epidemiológicas de las autoridades de Salud, luego de que el Malbrán informara que en muestras de pacientes infectados se detectaran las mutaciones de los virus provenientes de Río de Janeiro y Manaos, con turistas como vectores de transmisión.

Tanto las fuentes oficiales como los médicos que integran el comité de expertos destacan la relevancia del sistema de vigilancia virológica para circunscribir y controlar que no se propaguen los contagios. Sin embargo, que sea necesaria no quiere decir que sea suficiente y nacen interrogantes e incógnitas.  

Entre los médicos hay preocupación por la variante de Manaos, que podría reinfectar a pacientes que hayan tenido el virus y que generó un colapso del sistema sanitario en ese estado de Brasil. A priori, las vacunas responderían a las nuevas variantes, aunque hay diferencias entre los especialistas y se realizan estudios sobre los surgimientos permanentemente.

Las novedades abren desafíos para la ciencia: la posibilidad de que las mutaciones generen resistencias a los antídotos aprobados a nivel global está latente y ya se manifestó en Sudáfrica. Los médicos ponen énfasis en el estudio genómico de las mutaciones del covid-19 para evaluar el comportamiento de la enfermedad en pacientes que las contraigan.

Para Angela Gentile y Luis Camera, asesores de Alberto Fernández, estamos ante la presencia de variantes, pero no de una nueva cepa. Son variantes porque se han registrado mutaciones en la espiga. En el Reino Unido es donde tenemos el mayor número de mutaciones de la espiga, llegando a 23. Hay menos mutaciones en la variante de Río de Janeiro o en la variante de Sudáfrica. También preocupa la variante de Manaos.

Al país llego la cepa de Brasil, desde Rio de Janeiro, y hoy avisaron que se detectó la cepa de Manaos P1 en dos pacientes de provenientes de Brasil. Esta variante P1 tiene varias mutaciones y se transformó en dominante en Manaos simultáneamente al colapso asistencial en esta segunda ola. Además, puede reinfectar a pacientes que ya hayan contraído covid-19. Las variantes corresponden a linaje de virus, las mutaciones son diferencias internas del virus. Por las variantes, es de temer que tengan mayor contagiosidad.

odas estas variantes tienen la característica de que hacen que el virus gane en transmisibilidad. Al ganar en transmisibilidad, gana en número de casos y, por ende, mayor afectación de los grupos de riesgo. No es que per sé sean virus que tengan características genómicas que se asocien a mayor letalidad, sino que al tener más transmisibilidad evidentemente haya mayores riesgos para las personas con factores de riesgo o personas de 70 años y más. Por otra parte, en la Argentina se ha detectado la variante de Reino Unido en un viajero que se pudo perfectamente circunscribir y no circuló. Y se han detectado seis personas de la variante de Río de Janeiro que están en estudio, pero la variante no está circulando. Aún en el último informe no se ha detectado variante de Sudáfrica. Igualmente, hay un estricto sistema de vigilancia epidemiológica y virológica para poder determinar exactamente cuáles son estas características de estos virus que están circulando. Por otra parte, el programa de vigilancia en viajeros hace que inmediatamente funcionen muy bien las medidas de control. Recuerden todo lo que se hizo con la variante de Reino Unido y se pudo circunscribir. Es un buen dato, hay que apoyarse en la vigilancia.

Puede cambiar en la contagiosidad por un lado y por otro, que sea resistente a las vacunas: ocurrió en Sudáfrica con la de AstraZeneca-Oxford.

Respecto de las vacunas, parecería ser que la respuesta a todas estas variantes es adecuada. Pero aún está en estudio. Los diferentes laboratorios productores están trabajando precisamente para dar respuestas más concretas y ver si disminuye o no la eficacia, en cuánto y de acuerdo a las cepas o a las nuevas variantes que circulan. Es importante esperar a los nuevos datos y a las nuevas evidencias para saber estos datos y tener estos conceptos.


No sabemos si son sensibles o resistentes a las vacunas.

Existe temor por su mayor contagiosidad y que las vacunas no sean efectivas para erradicarlas.

La preocupación es que la difusión del virus sea alta y no se sepa por qué. Per al detectar el virus y tener su estudio genómico, se pueden elaborar vacunas más específicas.