Fontevecchia apura salida al aire de las otras dos señales de cable

Jorge Fontevecchia sigue desafiando el clima de retracción económica y achique en los medios. Su sueños de ser un clave en el mapa de medios se ve forzado ante la carencia de un plan de programación, producto de la falta de recursos económicos.

Sin embargo, está obligado a apurar la salida al aire de sus otras dos señales de tv por cable, cedidas hace dos años. Bravo y Alfa.

El primero será básicamente un enlatado de culebrones, novelas exitosas de la región. Al mismo tiempo, estudian agregarle flashes informativos a cargo de una alianza con Crónica TV.

En ascuas está todavía qué contenidos podrán en Alfa. En todos los casos, Fontevecchia se asocia a productoras como lo hizo en Net TV con Kuarzo Entertainment Argentina.

El problema de fondo es que Perfil tiene pocos recursos humanos para hacer al mismo tiempo tres canales. Sus trabajadores se quejan de los bajos salarios y que solo cobraron medio aguinaldo.

Al noticiero, de producción propia,  que cuenta con la participación en pantalla del hijo del dueño de Perfil, le quieren introducir algunos cambios. Una opción es acortarlo porque actualmente dura tres horas.