Exclusivo desde Noruega… Eirin Kallestad nos cuenta experiencias y costumbres

Eirin Kallestad, es noruega y cuenta con la experiencia de haber vivido algunos años en Argentina. Ahora, desde su país natal, cuenta a Inforosario cómo se vive la pandemia por Coronavirus desde aquellas latitudes.

Publican lista anual de los mejores países para vivir en el mundo - QS  Noticias


IF: -¿Cuáles fueron las medidas que se tomaron en un principio para afrontar la pandemia? ¿Qué medidas siguen vigentes al día de hoy?

  • Hubo un lockdown como en muchos países a partir del 13 de marzo, cerraron las escuelas hasta fines de abril, los jardines de infantes también, la venta de alcohol por eso cerraron muchos restaurantes y bares, algunos restaurantes quedaron abiertos para vender comida para llevar. También se pidió que todo quien pudiera haga home office, que no se use el transporte público cuando no sea necesario. Los barbijos
    fueron obligatorios para transporte público y negocios en noviembre recién.
    A fines de abril las escuelas abrieron y siguen abiertas pero está un poco complicada la situación, a veces se dan clases en forma virtual y presencial al mismo tiempo.
    Ahora está prohibida la venta de alcohol en Oslo otra vez.

IF: -¿En qué aspectos se modificó drásticamente la rutina de la sociedad?

  • Obviamente juntarse con mucha gente ya no se hace ni afuera ni adentro. No se saluda con la mano ni con abrazo, se usa barbijo, alcohol en gel.
    También la gente está haciendo mucho deporte al aire libre, el noruego siempre lo hizo y ahora más que nunca.

  • IF: -¿Crees que una vez pasada está situación se retomarán las costumbres anteriores o quedarán vigentes las nuevas?
  • En mi caso desde antes me lavaba muchísimo las manos pero otra gente sí empezó con el lavado más seguido ahora.
    Creo que muchas de estas cosas van a seguir, el tener alcohol en gel por todos lados, usar barbijo en el colectivo si uno está resfriado.

  • IF: -¿Cuál es la situación respecto a vacunación?
  • Estamos con la vacuna Pfizer y hasta ahora se han puesto unas 50 mil dosis. Es un 0,91% cada 100 habitantes. Estamos en el programa europeo de las vacunas entonces hay que esperar hasta que manden las dosis que corresponden al país.
    Algo de lo que nos quejamos en Oslo es que se está distribuyendo por igual por todo el país, mientras para mí lo tendrían que mandar a los lugares que tienen más contagiados, por ejemplo Oslo.
    Yo que no estoy ni en grupo de riesgo ni en profesión de riesgo estoy bastante atrás en a cola de la vacuna y me han dicho que en Oslo me va a tocar probablemente antesdel verano, así que ojalá que la tenga en junio.
  • IF: – ¿Qué expectativas tienen?
  • La expectativa es que podamos volver a salir, que abran los bares, los restaurantes, que podamos viajar y recibir turistas. La expectativa más grande es que, sobre todo, las personas en grupo de riesgo puedan volver a su rutina normal porque sé que hay mucha gente que ha sufrido: ancianos, personas con enfermedades crónicas, etcétera.