El enigma de las pirámides ocultas: ¿Quiénes habitan allí?

En el interminable territorio de China aparecen varios monumentos del pasado remoto que no tienen una explicación racional en el presente. ¿De qué se trata?

Hace varios años se viene estudiando los monumentos chinos, pero principalmente las pirámides que allí se encontraron, pese a lo que varias veces el gobierno de Beijing intentó negarlas, y a pesar de varias fotografías obtenidas por distintas personas. Es que el gigante asiático cuenta con más de cuarenta pirámides de grandes magnitudes, en especial en la provincia de Shaanxi, donde son muy similares a las conocidas que se encuentran en territorio del Antiguo Egipto, aunque dicen que hay una de ellas que supera ampliamente en tamaño, a las actualmente muy conocidas.

Monumentos ocultos

La potencia mundial comunista posee interesantes pirámides que no son conocidas en el mundo, pero se trata de construcciones caracterizadas por ser elementos truncados, por lo que es preciso indicar que su parte superior es llana, en lugar de terminar en punta como las egipcias. Así, tienen un parecido a las que se encuentran en América central.

Varios investigadores, pertenecientes a el Instituto de Arqueología de la provincia de Shaanxi, la Oficina de Turismo, la Oficina de Reliquias Culturales de Shaanxi y el Museo de Historia de Shaanxi, creen que las esculturas fueron empleadas como mausoleos y sepulturas de antiguos emperadores chinos y sus familiares. Actualmente, la mayoría de estas pirámides se encuentran cubiertas por la vegetación de forma total, luciendo como potenciales colinas naturales del lugar.

Descubrimiento

Varias son las versiones sobre el descubrimiento de las pirámides, pero eso se debe a la gran cantidad de monumentos con el mismo diseño que hay en aquel país. Una de las más conocidas, es que varias de estas pirámides fueron descubiertas por el padre jesuita Athanasius Kircher en el año 1667.

Sin embargo, luego de la segunda guerra mundial las inmensas estructuras de piedra empezaron a ganar popularidad y comenzaron a cobrar importancia. Todo se produjo gracias a los informes de los pilotos de fuerzas aéreas estadounidenses, en primer lugar Jame Gaussman, quien observó una inmensa pirámide blanca que se encontraba cubiertasupuestamente por joyas. El hombre sobrevolaba la ciudad de Xi’an.

A pesar de contar lo visto, y algunos pilotos que por allí pasaron entregaron fotografías como evidencia, fueron desmentidos por las autoridades del Gobierno chino, que hasta el día de hoy niegan su existencia. Aquel incidente quedó olvidado entre los archivos de la Fuerza Aérea norteamericana, hasta que, 40 años después, salieron a la luz por obra del escritor australiano Brian Crowley, quien publicó una de las fotografías en su libro.

La más grande, Xi’An

Si bien las pirámides son varias, la de Xi’An es considerada como la de mayor tamaño y más antigua de todas las ubicadas en suelo chino. La pirámide posee una altura que oscila entre los 50 a los 70 metros y 350 metros en sus laterales. La construcción impactante, es el foco central de un complejo funerario. Es allí donde se encuentra la tumba del primer emperador de ChinaQin Shi Huang, fallecido en el 210 A.C.

En el tiempo, los investigadores y expertos, encontraron alrededor del mausoleo, 8.000 estatuas de tamaño real llamadas los guerreros de terracota, debido al material en el que se encontraban elaboradas y que en la actualidad forman parte del patrimonio de la humanidad.