El hilo conductor: DNI, lavado y la cueva

El expediente de la muerte de Carlos Orellano en el boliche Ming trae varias aristas en la investigación:

1 – La muerte del joven indicaría una sólida hipótesis de los forense que fue causa de una toma marcial de asfixia. El joven Carlos Bocacha Orellano tuvo un altercado con fuerzas de seguridad del boliche.

La médica legista Virginia Creimer, perito de parte por la familia Orellano, sugirió que a Carlos le habían aplicado una toma de arte marcial llamada “mata león”.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es Orellano-reconstrucci%C3%B3n.jpg

2 – Después los fiscales se sorprenden por el curso de la causa se entrelaza con la muerte del narco Coto Medrano.

En más de una ocasión Edgardo Orellano pidió que se investigue al dueño del boliche, Guillermo Wolfin, sobre todo después de que en una investigación por el derrotero económico del sindicado narco asesinado Coto Medrano se conociera que en el allanamiento a una financiera del microcentro rosarino había 175 DNI que habían sido denunciados como perdidos en el boliche de La Fluvial.

En aquel momento, después del allanamiento a Cofyrco, la cueva financiera de calle Corrientes.

Orellano insistió: “Yo quiero ver el boliche por dentro porque hay muchas cosas que no figuraban en los planos, puertas secretas, baños que estaban ocultos”. A su vez, remarcó que desea saber “quién es Guillermo Wolfin que figura como dueño de Ming” y contó que escuchó una noticia en la radio sobre el hallazgo de 177 DNI en una casa de cambio: “La mayoría figura como perdidos acá (en el boliche) y se usaron para lavar dinero del narcotráfico”.

En la financiera vinculada al Coto Medrano había 175 DNI para la compra de dólares.

“Estoy totalmente convencido que el dueño del boliche tiene vinculación directa con la muerte de mi hijo”, remarcó tras ser consultado sobre el rol del empresario y agregó: “Fue gente de él la que mató a mi hijo e intentaron hacer pasar que fue un accidente que ocurrió afuera del boliche, como la mafia ‘que parezca un accidente'”.

El vuelco de la investigación en los próximos meses puede desprender información importante para los responsables de las causas.