Los alquileres subieron el doble que la inflación

El año 2020, en el que la consigna fue “quédate en casa”, ya que el aislamiento fue la única solución sanitaria que encontraron los países a la espera de la vacuna, el mercado de alquileres registró una suba histórica. Los precios subieron 62 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires, casi el doble de la inflación, según el sitio de clasificados Zonaprop. Se trata del mayor incremento anual desde el 2012, cuando comenzaron la serie.

Un alquiler de un departamento dos ambientes que en marzo estaba 18.990 pesos, en diciembre alcanzó los 30.683 pesos. Desde Zonaprop consideran que el alza más pronunciada se dio desde mitad de año, luego de que en julio se pusiera en marcha la nueva ley de alquileres, tras la sanción en el Congreso.

Desde el sector inmobiliario plantean que aplicaron fuertes incrementos debido a la “incertidumbre” de la nueva forma de actualización. Los contratos dejaron de ajustarse de manera semestral, y recién se aplicará una suba al año. Ese aumento no se pondrá en el contrato en base a estimaciones del propietario, sino que la actualización se basará en un índice que publica el Banco Central, basado en la evolución de la inflación y de los salarios (medidos por el Ripte).

“Esa libertad del mercado, en un contexto de pandemia, es absolutamente dañina y le impide a las personas desarrollarse”, afirmó Andrés Bernal, de Inquilinos Agrupados. Desde la entidad registran que una vez que se terminan los contratos, en la renovación se piden subas de como mínimo 70 por ciento. “La relación de alquiler determina que el 35 por ciento de la población acceda a la vivienda”, agregó.

Las subas fueron generalizadas, sin importar el barrio. En todos, fue superior al 48 por ciento, y en el 68 por ciento de los casos, mayor incluso a 60 por ciento. Las zonas que registraron mayores incrementos fueron Puerto Madero (79,7 por ciento), Saavedra, (78,8 por ciento) y Boedo (78,1 por ciento). En tanto, los que tuvieron un menor incremento anual fueron Villa Crespo (52,3 por ciento), Recoleta (52 por ciento) y Constitución (48,4 por ciento).

El precio del alquiler es un dolor de cabeza para los inquilinos. Y aun tras el aumento histórico del 2020, desde el sector inmobiliario plantean que la rentabilidad “es baja”. Luego de tres años consecutivos de caída, la relación alquiler/precio se ubica en 2,37 por ciento anual, según Zonaprop. Esto significa que en total se necesitan 42,2 años de alquiler para recuperar la inversión del inmueble, un 5 por ciento más que en 2019. Cabe aclarar que en el cálculo, el alquiler se actualiza en pesos, mientras que el precio de la propiedad está dolarizado, con un tipo de cambio que en los últimos tres años tuvo fuertes subas.

Desde el sector inmobiliario plantearon que la baja en la oferta también llevó a un alza en los precios. Propietarios decidieron sacar el inmueble del mercado y ponerlo en venta, ante la “incertidumbre” de cómo serán los aumentos, pero además porque el mínimo del contrato pasó de 2 a 3 años. Sin embargo, el mercado de compra venta se encuentra profundamente deprimido. Por este motivo, en 2020, los precios de venta bajaron 7,1 por ciento, la mayor caída anual desde el inicio de la serie en 2012.

El descenso en los valores comenzó en febrero del 2019 y acumula un -9,2 por ciento hasta la actualidad. Luego de 29 meses consecutivos de contracción, en noviembre del 2020 se registró por primera vez una suba interanual de 4 por ciento en el volumen de escrituras en la Ciudad de Buenos Aires. Comprar un departamento medio de dos ambientes cuesta 132.760 dólares, mientras que uno de tres ambientes asciende a 188.046 dólares.

Fuente: Página 12