Descontrol, corridas y polémica: en las playas de Pinamar

Las imágenes del estricto control en las costas de Pinamar causaron un gran revuelo con cuestionamientos y voces a favor. Sin duda, el incremento de casos de coronavirus obligó a intensificar las medidas de prevención que se trasladaron a la arena de los balnearios

Las imágenes del estricto control en las costas de Pinamar causaron un gran revuelo con cuestionamientos y voces a favor. Sin duda, el incremento de casos de coronavirus obligó a intensificar las medidas de prevención que se trasladaron a la arena de los balnearios.

Frente al despliegue de uniformados en la noche de fin de año, el propio intendente, Martín Yeza comentó que “el operativo de control se implementa desde hace dos años para evitar las batallas campales, y este año además para evitar grandes aglomeraciones de gente debido a la pandemia”.

En esta misma línea el mandamás pinamarense comentó: “Sería un mal intendente si dijera “no sabía que cerca de 50.000 personas se juntan en Bunge y Av del Mar en año nuevo y se matan a trompadas”. Es lo que ocurre. Entiendo que a muchos no les gusta la realidad y es por eso que algunos trabajamos para administrarla y transformarla”.

Respecto de la preocupación por la suba de contagios por coronavirus, el jefe comunal de Juntos por el Cambio subrayó que lo que más le preocupa es “lo que pueda suceder dentro de las casas particulares, en lugares cerrados, que lo que transcurre en la playa”, porque las playas de Pinamar “son muy amplias y anchas, y todo es al aire libre”.

En paralelo, un video comenzó a circular por las redes sociales donde un operativo de dispersión en las playas por parte de fuerzas de seguridad, despertó cientos de cuestionamientos sobre el accionar de los veraneantes,