Con el aval de Gobierno, Vila y Manzano se quedan con Edenor: ¿cuánto pagaron y cuál es ahora el foco de Mindlin?

Pampa Energía anunció la venta de Edenor a Vila-Manzano-Filiberti luego de una negociación que llevó tres meses, en la que los compradores pagaron US$ 95 millones, y se hacen cargo de las deudas Esta mañana se selló el acuerdo. Justamente hoy Edenor recibió más de $ 3.143 millones en subsidios y tras conocerse la noticia escaló 7,2% en Wall Street, mientras que Pampa cedió 0,7%.

El grupo Vila-Manzano-Filiberti adquirió la empresa Edenor, que distribuye electricidad en la región norte de la Ciudad de Buenos Aires y los partidos del conurbano bonaerense, en US$ 95 millones, informó Pampa Energía -hasta ahora dueña de la compañía eléctrica- a través de un comunicado.

Horas antes de que trascendiera la venta de la compañía que estaba en manos del grupo Pampa, el ente Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE), le entregó a Edenor $ 3.143 millones en concepto de subsidios para realizar obras. 

La noticia llegó a Wall Street y reaccionó con una suba de 7,2% en las acciones de Edenor y una baja del 0,7% para Pampa Energía.

La compra de Edenor por parte del grupo Vila-Manzano-Mauricio Filiberti se venía negociando desde octubre, cuando le hicieron la primera propuesta a Marcelo Mindlin, titular de Pampa Energía propietaria del 51% del paquete accionario de Edenor, valuado en unos US$ 160 millones.

Mindlin a su vez, mantuvo reuniones con autoridades del Gobierno (se habla de que hubo una conversación con el propio Alberto Fernández hace cerca de un mes) para conseguir el aval de esta operación, ya que como se trata de la venta de una empresa concesionaria, requiere del aval oficial.

Ahora, Pampa Energía, informó a través de un comunicado dirigido a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que vendió en US$ 95 millones el 51% de las acciones de Edenor a la “Empresa de Energía del Cono Sur S.A, e Integrada por Capital S.A., Daniel Eduardo Vila, Mauricio Filiberti y José Luis Manzano”.

La cifra llamó la atención ya que desde el “mercado” se decía que rondaría los US$ 150 millones, pero como parte de este arreglo, los nuevos compradores se hacen cargo de deudas financieras que tenía Edenor y que según fuentes de la compañía rondan los US$ 90 millones.

El pago se hará en tres cuotas, la primera, por US$ 5 millones en el transcurso de esta semana; la segunda por US$ 50 millones, en la fecha  en que la asamblea de accionistas ratifique esta venta, toda una formalidad, ya que Pampa Energía tiene la mayoría; y la tercera por los restantes $40 millones, cuando se cumpla un año desde la fecha de Cierre.

Edenor cuenta con el mayor número de usuarios del país -al 31 de diciembre de 2019, unos 3.119.279- y abastece a una población de nueve millones de personas. 

Fue justamente la incertidumbre sobre el aumento de tarifas lo que complicó el financiamiento de Vila, Manzano y Filiberti para poder realizar la operación. En noviembre hubo dos hombres que encararon el roadshow en el exterior para conseguir los u$s150 millones que necesitaban los empresarios para avanzar con la compra. En las conversaciones, según pudo saber Data Clave, el tema central fue la posibilidad de que empujado por Cristina de Kirchner, Alberto Fernández no pueda avanzar en un aumento agresivo de tarifas lo que termine afectando el repago del negocio. Este domingo el Presidente admitió que “cualquier ajuste de tarifas se tiene que hacer con mucha prudencia”.

Balance en rojo  y subsidio

La distribuidora perdió en los primeros nueve meses de este año perdió $1.839 millones, frente a los $1.704 millones que había ganado en el mismo período de 2019, según destaca el último balance presentado en la Bolsa de Comercio. En la firma atribuyeron el resultado negativo al impacto de la inflación y el congelamiento de sus tarifas, que arrastran desde los últimos meses de la administración Mauricio Macri.

“El margen bruto que representan los ingresos atribuibles a esta distribuidora, equivalente al Valor Agregado de Distribución (VAD), cayó un 26% respecto del mismo período del año anterior, como consecuencia del congelamiento tarifario y el nivel de robo de energía”, explicó Edenor en un comunicado al anunciar sus resultados.

Sin embargo, ahora, Vila-Manzano accede a esta compañía con $ 3.100 millones de subsidios y la posibilidad de que haya aumento de tarifas. Además, para el grupo, el sector eléctrico no es nuevo ya que también opera Edemsa, la empresa que distribuye la energía entre los usuarios de Mendoza.
En cambio, Filiberti es propietario de la empresa Transclor, el principal cliente al que provee energía Edenor, y que se dedica mayormente a proveer de cloro a AySA .

El futuro de Pampa Energía

Por su parte, y a partir de la venta de Edenor, Mindlin anunció que el futuro de Pampa Energía  será “la expansión de capacidad instalada para la generación de energía eléctrica y el desarrollo de reservas no convencionales de gas natural”. 

En ese sentido, de acuerdo a lo informado recientemente, Pampa fue adjudicada en el marco del Plan Gas.Ar con un volumen base de 4,9 millones de m3/día y otro adicional en el período invernal de 1 millón de m3/día de gas, por los próximos 4 años. 

Para alcanzar dicha producción, Pampa invertirá US$250 millones durante los próximos cuatro años, de los cuales se estima que se erogarán más de US$100 millones el año próximo.