Vicentín: Tripulantes vs Impostores

Por Noel Raschetti

Sin duda la causa Vicentín contó este año con todos los ingredientes de la una telenovela y hasta la sociedad se manifestó a favor y en contra de la expropiación. En la marquesina y con un rol protagónico de nada más ni nada menos que el propio Presidente.


Pero como en el juego más conocido entre los adolescentes y no tanto, el Among Us, donde todos están en el mismo barco y hay 2 o más impostores desconocidos, que tratan de matar por la espalda a la tripulación y luego mienten o huyen dejando sus cadáveres para que nadie sospeche. Pero si algún jugador reporta el hecho, el acuso esgrime todo tipo de argumentos
para no ser lanzado por la borda.


A todas luces tranquilamente la causa Vicentín puede compararse con el Among Us, acreedores corriendo por los pasillos en este caso de la justicia, para lograr llegar con vida, emulando el juego, y recuperar su dinero.


“Las causas penales que son muchas vienen avanzando muy fuerte, este fiscal logró 13 allanamientos, le clausuraron las oficinas, le bloquearon las cuentas” este es el panorama actual que nos llega a nuestra mesa de trabajo por parte del sector granario.


“Por el otro lado, el concurso: ya los síndicos insinuaron los créditos y ahora el juez tiene que definir y la reactivación viene muy trabada, ya que hay un directorio nuevo que no tiene idea, ni un plan, son una vergüenza”, disparan los acreedores damnificados.


“El tema con el nuevo directorio es que responde ciento por ciento los antiguos titulares, Vicentín debe más de 1500 millones de dólares, igual falta que el juez que se expida, pero debe valer 500 o sea faltan 1000 millones de dólares. Las nuevas autoridades no quieren que se solucione, pretenden patear para adelante y no pagar, con esa maniobra se quedan con todo o parte de la compañía. Mientras que si faltan 1000 millones les corresponden que los devuelvan, no que se los lleven” gritan desde el lado de los afectados.


“Entre los denunciantes se encuentra en Banco Nación, el grupo de acreedores, los Bancos Extranjeros, hasta hay una entidad dependiente del Banco Mundial, Banco Macro, entre otros que esa causa viene avanzando y por el otro lado estamos siguiendo la parte concursal como corresponde. Igual mucho más para hacer no tenemos solo resta esperar”.


Y de esta forma los acreedores de Vicentín, y volviendo al Among Us, corren por los pasillos de poder judicial esperando que la justicia tenga sus ojos bien vendados y mientras esperan mantenerse en el barco y que ningún impostor los apuñale por la espalda.


Queda claro que el o los impostores defienden con uñas y dientes sus argumentos falsos, pero es una verdad oculta que hay más de un asesino. Aún la partida continúa.