La foto que desató la ira de Cristina con Lorenzetti y por qué atacó a la Corte

La vicepresidenta apuntó contra el juez por fotografiarse junto a Sergio Moro y Claudio Bonadio. Las críticas a Rosenkrantz, Rosatti y Highton.

La vicepresidenta Cristina Kirchner realizó este miércoles 9 de diciembre un balance del primer año de gestión de Alberto Fernández en el que dirigió duras críticas a la Corte Suprema de Justicia. Criticó, sin nombrarlo, al Ricardo Lorenzetti por fotografiarse junto al juez del Lava Jato, Sergio Moro, y al fallecido juez federal, Claudio Bonadio.

La ex presidenta también apuntó contra el presidente del máximo tribunal Carlos Rosenkrantz por ser abogado de Clarín y por aceptar, junto a Horacio Rosatti, ser designados por decreto. Elena Highton de Nolasco no se salvó de los cuestionamientos y le recriminó no haberse jubilado al cumplir los 75 años. El único que se salvó fue Carlos Maqueda.

Duro ataque de Cristina Kirchner a la Corte: “Lawfare al palo”

“De aquella Corte, hoy no queda absolutamente nada”, afirmó Cristina al recordar el máximo tribunal que se había conformado durante la gestión de Néstor Kirchner.

La vicepresidenta dejó fuertes críticas contra dos de los cuatro jueces que designó su esposo ya que “Carmen Argibay (magistrada independiente si las hubo) falleció y el Dr. (Eugenio) Zaffaroni, reconocido a nivel internacional como uno de los mejores penalistas del mundo, renunció al cumplir los 75 años de edad”.

Cristina ni siquiera mencionó en su carta a Ricardo Lorenzetti ni a Elena Highton de Nolasco, aunque las referencias son claras: “Uno de ellos es el que se fotografiaba con el Juez brasileño Sergio Moro y con Claudio Bonadío”.

“El primero -Sergio Moro- es el que sin pruebas metió preso al ex presidente del Brasil, Inacio Lula Da Silva, impidiéndole ser candidato a presidente y posibilitando la llegada al poder de Jair Bolsonaro, quien lo premió designándolo, en un escándalo sin precedentes, como su Ministro de Justicia. El segundo nunca rindió un examen para ser magistrado e integro la célebre lista de los “jueces de la “servilleta”. Bonadío se autodefinía como un practicante del “derecho penal creativo”: aberración jurídica si las hay y auténtico eufemismo del lawfare y la persecución a dirigentes populares”, afirmó.

“Este mismo integrante de la Corte, el que se fotografiaba con Moro y Bonadío, fue Presidente de ese cuerpo hasta el año 2018 y en una reunión de jueces federales de Comodoro Py, les aseguró que todas las instancias superiores les iban a confirmar y convalidar todas las decisiones de primera instancia que dictaran contra los dirigentes y ex funcionarios kirchneristas. Lawfare al palo”, siguió.

En cuanto a Highton, manifestó: “La otra integrante que Néstor propuso, no sólo no renunció a su cargo al cumplir los 75 años de edad -como lo hiciera el Dr. Zaffaroni-, sino que además recurrió a un Juez de primera instancia para que le permitiera permanecer en el cargo en acuerdo con el Gobierno de Cambiemos -que no apeló aquella resolución judicial- y en abierta violación a la jurisprudencia de la misma Corte Suprema y a lo dispuesto por la Constitución Nacional”.


Cuadernos y arrepentidos: la Corte Suprema tiene en sus manos el futuro de Cristina Kirchner

Los jueces que llegaron a la Corte en la presidencia de Mauricio Macri tampoco se salvaron de las críticas: “El macrismo en el Poder completó la fotografía de la Corte actual, cuando a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia intentó nombrar a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti como miembros de la Corte Suprema.” 

“Lo más terrible de aquel episodio fue que quienes debían garantizar el cumplimiento de la Constitución y las leyes en todo el País, aceptaron ser designados por decreto sin cumplir lo que prescribe la Constitución Nacional y las leyes, que exigen un procedimiento determinado y preciso para cubrir las vacantes de la Corte”.

“Por si todo ello fuera poco, en el año 2018, Carlos Rosenkrantz, uno de los dueños del estudio jurídico cuya cartera de clientes esta conformada por los principales grupos empresarios argentinos y extranjeros en el país, fue designado Presidente de la Corte Suprema Justicia de la Nación. No se recuerda algo semejante en la historia del Poder Judicial de la Nación”, agregó.

El único que se salvó de los cuestionamientos fue Juan Carlos Maqueda: “Hoy, la Corte esta integrada por esos cuatro funcionarios más el Dr. Juan Carlos Maqueda, histórico dirigente político del peronismo cordobés, propuesto por el Dr. Eduardo Duhalde, durante su breve interinato como presidente”.