Exhumaron el cuerpo de “Bocacha” Orellano para nueva autopsia

El cuerpo de Carlos “Bocacha” Orellano, el joven que en febrero pasado fue a bailar a un boliche de La Fluvial y apareció muerto en el río Paraná, fue exhumado y trasladado al Instituto Médico Legal (IML), este jueves, para extraer un fémur que será enviado a Buenos Aires a la morgue judicial de la Nación.

En declaraciones en la puerta del IML, Orellano cargó contra parte del periodismo indicando que “acá se contaminaron las pruebas, fue mal hecho el procedimiento o fue mal conservada la muestra. Acá se quiere entorpecer la investigación, pero está claro que mi hijo fue asesinado, por asfixia seca, como creemos que fue, o por asfixia hidráulica, como quieren hacer creer ellos ellos, para poder demostrar que mi hijo se ahogó solo, sin que nadie le haga nada. Porque ellos pretenden desviar todo. Todo el escenario del homicidio lo quieren sacar fuera del boliche”.

El “ellos” resuena sistemáticamente en el discurso de Orellano padre. Ellos son el sistema judicial y su accionar, del que asegura “que no funciona y hay que reemplazarlo. Hay que echar a todos los corruptos que defienden a los delincuentes”.

Orellano dijo que en esta autopsia se va a investigar si en el cuerpo de su hijo hallan “plancton -organismos microscópicos que flotan en aguas saladas o dulces-. Pero quiero recalcar una cosa, la señora Cadierno (Alicia, directora del Instituto Médico Legal), hizo declaraciones de que estaban las actas firmadas. Y es mentira. No hay ningún acta firmada sobre conclusiones de la autopsia. Lo único firmado es un acta donde consta que se hizo la autopsia, pero allí no hay conclusiones de las partes, ni del IML, ni de la querella, ni de la defensa”.

El papá de Bocacha le apuntó luego al fiscal Patricio Saldutti, de quien volvió a decir que “no quiere imputar a nadie. Los está encubriendo, porque hay dos policías están muy complicados”.

Para la extracción fue convocada Mariana Selva, antropóloga de la morgue de la Corte Suprema de la Nación. En tanto, la pericia será realizada –con conformidad de las partes– por Nora Maidana, una reconocida bióloga especializada en diatomeas del Conicet y la UBA que intervino en los casos de Santiago Maldonado y Facundo Astudillo Castro.

El cuerpo será exhumado este jueves a las 8 de la mañana y trasladado, con custodia y registro fílmico de la Policía Federal Argentina (PFA), a la morgue judicial de Rosario. Estiman que las tareas demandarán entre dos y tres horas, tras lo cual el cuerpo será otra vez sepultado.

La propia Selva se llevará la muestra a Buenos Aires. Los estudios se realizarán, en principio, la próxima semana. El resultado podría estar a fines de enero o principios de febrero (estiman entre 30 y 45 días).

Entre otras pruebas, resta aún analizar y cotejar el ADN de muestras biológicas detectadas con luminol en un baño superior próximo a un balcón que da al río. Primero, determinar si efectivamente es sangre y si pertenece a Carlos Orellano.

Cuando reciba todos los informes finales, el fiscal Saldutti deberá determinar si imputa o no y por qué delito a los patovicas y policías investigados