Caso Bocacha: Serias irregularidades en el Instituto Médico Legal

Hoy Rosario 12 deja al descubierto, las denuncias de los familiares hace meses.

Salvador Vera, abogado querellante en la causa que investiga la muerte de Carlos “Bocacha” Orellano, ocurrida en la última semana de febrero en el boliche Ming de la Estación Fluvial, denunció ayer que el principal paso pericial en el proceso naufragó por una mala práctica del Instituto Médico Legal de Rosario. Es que según reveló, contaminaron la muestra de un trozo del fémur del cuerpo del joven que apareció flotando en el río, con lo cual se imposibilitó el análisis de diatomeas, que revelaría si cayó con vida al agua o si como sospecha la familia, ya estaba muerto. 

El cuerpo de Bocacha fue rescatado del río en febrero pasado.
Serias irregularidades en la pericia

“La verdad tenemos una mala noticia para la familia porque vamos a tener que proceder a exhumar nuevamente los restos de Carlos, ya que el Instituto Médico Legal de Rosario evidentemente no sabe hacer su trabajo, ya que  ha producido la extracción de muestras para análisis de diatomeas contaminando las muestras, generando así un profundo proceso de revictimización de la familia”, le dijo Vera a Rosario/12.

“Este grave error somete a los Orellano nuevamente a un proceso que es doloroso y produce muchísimo daño. Por si alguno no lo recuerda el Instituto Médico Legal nos llevó a la querella y a la familia a una audiencia judicial para discutir la intervención de una perito de parte y se presentaba como el Instituto más capacitado para realizar una autopsia con protocolo de Minnesota. Esto lo hicieron para impedirnos que intervengamos directamente con nuestra perito Virginia Creimer y en ese contexto nos presionaron mucho para que ella intervenga directamente para realizar el procedimiento de autopsia”, agregó el letrado.

-¿Cómo reaccionó a familia frente a este anuncio?

-La verdad la familia tiene muchísimas dudas de todo este procedimiento porque es el Instituto Médico Legal el que se presentó como el más especializado y capaz técnicamente para producir todos los mecanismos de autopsias, no se entiende cómo contaminaron una muestra que es tan central para el caso y que es determinar si el cuerpo de Orellano cayó con o sin vida a las aguas del río Paraná, más precisamente al patio trasero del boliche Ming. No se entiende. Aquí hay dos elementos que consideramos: uno, si no están capacitados para realizar ese procedimiento debieron plantear que no están en condiciones de realizarlo; y dos, si lo realizan conociendo sus limitaciones en relación al tema están produciendo un daño terrible potencial para la investigación. Con lo cual nosotros nos preguntamos hasta qué momento el Instituto Médico Legal de Rosario va a seguir funcionando de esta manera. ¿Hasta qué momento van a seguir sosteniendo funcionarios o a directores como la directora Alicia Cadierno que ha tenido una intervención tan lamentable en este caso? Nos parece que el Instituto que sostiene toda la actividad judicial de la provincia sólo funciona para casos sencillos pero cuando los casos son complejos y ameritan otro tipo de nivel de intervención evidentemente no sucede y saltan los problemas. Ya los tuvimos con los casos de Franco Casco, Pichón Escobar y en el caso de María de los Ángeles.

-¿Hay avances en la investigación de la fiscalía?

-Están en proceso de producción todos los análisis complementarios que son centrales. En este sentido nuestra querella hizo tres presentaciones solicitando imputaciones en relación a todos los requeridos en un primer momento como los agentes de seguridad y policías del caso en relación a delitos que son conexos o en concurso real con el homicidio. Solicitamos imputaciones por la redacción de las actas y e incumplimientos funcionales, tanto en relación a la pareja de policías Nicolossi y Gómez, que participaron del hecho, como también a una sumariante de la seccional 2 y a un jefe de esa comisaría porque tuvieron intervención en todo el hecho.

-¿Se avanzó en este tiempo en la investigación?

-La querella avanzó en la investigación, se han secuestrado los teléfonos del comisario y la sumariante de la segunda, y esperamos que en breve, en los próximos días, tengamos novedades respecto de este pedido de imputación, que incluso solicita las detenciones de varios de ellos. Pedimos prisión preventiva aunque no sabemos si esto va a ser asi. Vamos a esperar el proceder de los fiscales Patricio Saldutti de Homicidios y el de Violencia Institucional Gonzalo Fernández Bussy.

Rosario 12