Fraude multimillonario: reconocidos empresarios y el abogado “amigo” de Luli Salazar detenidos por estafas

Se desarticuló una banda que defraudó al estado en más de $1900 millones a través de facturas truchas. Fue a partir de una investigación de AFIP. Entre los detenidos, que serán indagados esta tarde, hay dueños de prestigiosas marcas de la industria del calzado y un abogado y contador a quien recientemente se lo asoció sentimentalmente con Luciana Salazar.

Abogado amigo de Luli tras las rejas por "presunta estafa".

En la jornada de ayer hubo once personas detenidas por la Policía Federal, en el marco de una serie de operativos simultáneos que tuvieron lugar en la ciudad de Zárate y el microcentro porteño. Se los acusa de “asociación ilícita tributaria”, como integrantes de una organización dedicada a la generación de facturas truchas por más de $1900 millones

El hombre que está señalado como el líder de la organización es Marcelo Oscar Aun, abogado y contador de un acomodado pasar económico, recientemente vinculado sentimentalmente a la modelo Luciana Salazar por los medios especializados en temas de espectáculos. Según él mismo declara, su actividad principal es ofrecer “servicios de asesoramiento, dirección y gestión empresarial”

Marecelo Aun compartiendo una cena junto a Salazar y su hija Matilda.

La asociación ilícita denunciada estaba compuesta, además, por un grupo de profesionales contables y jurídicos que tenían a su cargo el “mantenimiento” de las sociedades utilizadas como usinas de facturas apócrifas. Federico Germán Meier, socio de la firma Tivelli & Meier SRL. Se trata de otro “asesor empresarial” con protagonismo en negocios inmobiliarios de barrios cerrados en la zona de Canning-Ezeiza. 

En tanto, los usuarios de los comprobantes falsos eran reconocidas firmas del sector del calzado que recibían por parte del “grupo de profesionales” no sólo el auxilio cuando eran inspeccionadas por la AFIP, sino que confeccionaban y firmaban los balances contables en donde figuraban las operaciones con las usinas.

Juan Augusto Perino es otro de los detenidos. Es el titular de la firma Miding SRL, que a su vez administra la marca Salming, dedicada a la producción de calzado y vestimenta deportiva. Entre 2008 y 2009 Perino estuvo también salpicado por una investigación por evasión impositiva en la compra de vehículos importados, en la que también aparecieron involucrados el entonces futbolista Juan Sebastián Verón, el polista Adolfo Cambiasso y el cantante “Chaqueño” Palavecino. 

El empresario Celestino Gandara también figura entre los imputados. Es el dueño de la reconocida marca de zapatos infantiles Marcel, que se especializa en el calzado para las instituciones educativas. Además, quedaron demorados Darío Villalba Brizuela, Daniel Ernesto Blanco, María Laura Gandara, Gustavo Néstor Bracamonte, Antonio Celestino Ferrari, Salvador Carmona y Carlos Alberto Lagos.

Todos los procesos se realizaron por la División Investigación del Lavado de Activos de la Policía Federal Argentina bajo las órdenes del uez federal de Zárate Campana, Adrián González Charvay.