Violación y terror en el centro rosarino

Con funcionarios verborrágicos pero incompetentes la ciudadanía sufre el atropelló de violaciones y asesinatos.

Una joven de 26 años denunció en la noche de este viernes que fue secuestrada por dos sospechosos armados en inmediaciones de Brown y Oroño, que la introdujeron en un utilitario, donde la abusaron sexualmente y luego la liberaron. Interviene el fiscal de Delitos Sexuales Diego Meinero, quien solicitó que cualquier testigo del hecho se acerque a brindar información a Fiscalía.

La denuncia tuvo lugar pasadas las 20, cuando la Policía y la Guardia Urbana Municipal realizaban un operativo en la zona de Pichincha. Se entrevistó a la joven y a su pareja, que había llegado al lugar. Luego se trasladó el procedimiento a la comisaría de la mujer.

De acuerdo al relato que brindó la víctima, salió del centro médico Proar, ubicado en Güemes al 2300 y se dirigió a tomar el colectivo a Brown y Oroño. En ese marco, comentó que frenó delante de ella un vehículo tipo Kangoo blanca con dos ocupantes. 

La joven agregó que bajo amenaza y por la fuerza la obligaron a subir. abusaron de ella y la liberaron en el mismo lugar aproximadamente a las 19.30.

Otro caso, un delicuente en moto baleo a dos personas. La mujer y un hombre fueron baleados en la madrugada de este sábado en inmediaciones de Siracusa al 1100, en la zona sur de Rosario. Al ingresar al hospital Roque Sáenz Peña identificaron a uno de los ocupantes de la moto desde la que partieron los disparos, que es un chico de 17 años que está grave tras un choque que tuvo lugar hace pocas horas. 

Pasadas las 2 de este sábado, un chico de 17 años fue trasladado por un amigo al hospital por un choque que tuvo con la moto. El chico fue trasladado al Heca por presentar politraumatismos de cráneo grave con pérdida de conocimiento. Se encuentra internado con pronóstico reservado.

El amigo del motociclista herido fue demorado por haber tratado de forma agresiva al personal de la salud.