Lorena Carbajal: “Promover que se ponga en marcha el PIECAS (Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná)”

Lorena Carbajal, concejala por la ciudad de Rosario, asumió su cargo a fines del año pasado cuando el intendente electo debió renunciar a su banca.

Inforosario le consultó sus sensaciones al ejercer un cargo público en contexto de pandemia, sobre la seguridad en la ciudad y las quemas en las islas. Un apartado final para su opinión sobre el socialismo de la actualidad.


IF: ¿Cómo valorás el tiempo que llevás ejerciendo la función de concejala? ¿Qué valoración hacés hasta el momento de tu trabajo legislativo?


-Ha sido un tiempo de aprendizaje, en un contexto atípico. Creo que mi aporte tiene que ver con mi experiencia anterior en el ámbito de la gestión municipal, me gusta tener siempre una mirada de posible implementación a los proyectos propios y ajenos, y aportar constructivamente en una legislación que no quede en letra muerta y que pueda producir
mejoras en el acceso a derechos y en la calidad de vida. Más allá de eso, es muy difícil poder hacer una valoración sobre el propio trabajo.


IF: ¿Qué sensaciones genera ejercer un cargo público en un contexto de pandemia?


-Es muy extraño llevar adelante una tarea que tiene que tener necesariamente como insumo el contacto con la ciudadanía en un contexto en el que es imposible tener encuentros físicos con vecinos y vecinas de la ciudad. Una de las cosas más importantes en cualquier cargo
(ejecutivo o legislativo) es no perder contacto con la realidad, tener encuentros periódicos individuales y grupales con los diversos grupos de interés y personas destinatarias de la normativa y de la gestión. Ese diálogo no puede reproducirse de manera igualmente efectiva por medios digitales o encuentros virtuales.
Por otra parte es una gran responsabilidad, porque estamos en una situación de privilegio respecto de las tremendas dificultades que atraviesa la gran mayoría de la población. Exige mucha discreción y ser muy cuidadosos con los planteos de los temas, no es momento de
exacerbar discusiones estériles ni hacer críticas a la ligera, teniendo en cuenta que se espera otra cosa de nosotros y nosotras en esta coyuntura.
Asimismo, la dificultad de innovar y generar proyectos que distraigan recursos de la prioridad sanitaria y de emergencia social y económica hace que muchas veces nos autolimitemos en la presentación de iniciativas o propuestas que quizá en otro contexto serían bienvenidas.


IF: Hay dos grandes ejes que preocupan a la ciudad hoy en día más allá de la pandemia: las quemas en las islas y la inseguridad en Rosario ¿qué acciones está tomando el concejo al respecto? ¿Desde el bloque se propuso algún proyecto en relación a estas cuestiones?


-En materia ambiental se han trabajado varias iniciativas, de impacto limitado debido a la ausencia de jurisdicción sobre el territorio de las islas. Desde el bloque hemos trabajado promoviendo la constitución de espacios de coordinación entre los distintos niveles del Estado y junto a organizaciones académicas y de la sociedad civil, para promover que se ponga en marcha el PIECAS (Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná), hemos presentado iniciativas para el trabajo de la temática ambiental en el sistema educativo, nos hemos expresado a favor de una pronta sanción de Ley de Humedales que otorgue más herramientas para el contralor y prohíba determinadas
actividades productivas incompatibles con la conservación ambiental.
Respecto de la seguridad, encontramos la misma limitante de la incumbencia para abordar la persecución de los delitos que en estos momentos han recrudecido. Pero en lo que concierne a la prevención, parte de lo que vivimos hoy se relaciona con la retracción de ciertas políticas
públicas locales y provinciales de integración social y urbana, que si bien pueden encontrar algún justificativo en el contexto de pandemia, no dejan de ser un factor que deja a miles de jóvenes en peores condiciones de inserción a través de un empleo digno, y mucho más vulnerables ante la tentación que implican las economías delictivas. Por ello hemos reclamado
que se retomen herramientas como el Plan Abre, el Nueva Oportunidad, el Vuelvo a Estudiar, como estrategias de intervención que sí están al alcance de gobiernos locales y que implican trabajar una concepción integral de seguridad, focalizadas en la prevención.

IF: ¿Qué opinión te merece las distintas líneas políticas del socialismo que hoy en día tienen lugar en la ciudad y en la provincia? ¿Qué opinás del socialismo de la actualidad?


-En el socialismo siempre han coexistido diversas visiones y orientaciones, sin que ello implique algo necesariamente negativo. Toda organización política debe tener una posibilidad de albergar diferencias internas, y en caso de no llegar a acuerdos, poder dirimirlas en los ámbitos establecidos como los congresos partidarios o en los procesos democráticos de
elección de autoridades. Respecto a la coyuntura actual, mi visión es crítica hacia la conducción partidaria por haber invisibilizado las razones ideológicas que motivaron y permitieron llevar adelante transformaciones desde las gestiones municipal y provincial. Hay una tendencia a suponer que es más importante la obra o la concreción del programa que la
fundamentación política que los sustentan, y que el funcionamiento de la organización partidaria. Creo que esto ha repercutido en los resultados electorales.
Otra preocupación gira en torno a una política de alianzas que no respete al sujeto de representación histórico de nuestro partido: los y las trabajadores, estudiantes, y sectores populares para los cuales aspiramos a construir condiciones de mayores oportunidades.
Cuando se habla de generar una alianza ganadora, uniendo todo lo que sea necesario para ganarle al peronismo, creo que se pone en peligro el capital acumulado en estos años como una opción de izquierda democrática, y se corre el riesgo de ser funcionales a la derecha creyendo que esta vez, por el solo hecho de que nos incorpore a nosotros, pueda llegar dar un resultado diferente al que siempre produjo: la agudización de las desigualdades, la
concentración de la riqueza y la exclusión de las mayorías.

Por Marianela Taborelli