Cocaína, fusiles y cohetes: los impactantes operativos antes del anuncio de Alberto Fernández en Santa Fe

Este martes Alberto Fernández fue a Rosario para la presentación del plan Detectar Federal, con la mira puesta en ese enemigo invisible llamado coronavirus. Pero junto al gobernador Omar Perotti y el intendente Pablo Javkin, el presidente se refirió a otro de los problemas que enfrenta esa ciudad: la violencia urbana generada por la disputa del negocio narco. “Santa Fe también tiene otro problema, que es la inseguridad”, dijo, al anunciar la transferencia de “$3.000 millones y 3 mil efectivos exclusivamente para la atención y mejora de las condiciones de seguridad”.

El día previo al anuncio se realizaron dos operativos en los cuales se incautó cerca de 400 kilos de cocaína, un arsenal con municiones de fusil, efectivo y varios autos. El primero de los operativos se desarrolló en plena ruta 9, en la localidad de Ramallo, a pocos kilómetros de territorio santafesino, en el marco de una investigación que comenzó en Salta. El segundo, se realizó a las afueras de Rosario.

La primera operación la encabezó Gendarmería y se tituló “Reina Tití”, en referencia a una de las imputadas en la causa, que sería una de las jefas del operativo. La investigación la inició hace un año la justicia federal salteña y el seguimiento los llevó a Santa Fe. La principal hipótesis es que de allí iría a alguno de los tantas terminales portuarias de la provincia, para ser enviada al exterior. La cantidad de cocaína incautada en el operativo, 390 kilogramos, se explicaría porque muchas de estas logísticas de traslado se pagan con la droga. Además se incautaron “once vehículos, armas de fuego, dinero en efectivo, una cuantiosa cantidad de teléfonos celulares y documentación de interés para la causa”.

El otro operativo, también el lunes, consistió en quince allanamientos en el que se incautó “un poderoso arsenal y drogas”según comunica el parte del Ministerio de Seguridad de la Nación. Al frente de esta operación estuvo Prefectura Naval, que en la zona del Bajo Paraná detuvo a cuatro personas e incautó un impresionante arsenal de “16 municiones de fusil calibre 308; 4 cartucho escopeta calibre 16; una mira telescópica marca Albatros; un tubo cañón de escopeta calibre 14; un tubo cañón de escopeta calibre 32 y dos culatas de escopeta de madera”. Además, se incautaron “55 municiones de escopeta de diferentes calibres, 195 municiones armas de puño de diferentes calibres, un revólver calibre 38, un revólver calibre corto, un revólver calibre 22 largo, un proyectil Doble Efecto Fragmentario”.

El comunicado detalla que “el enorme despliegue participaron varias brigadas que operaron de manera articulada con las indicaciones y necesidades emanadas de la justicia federal con asiento en Rosario que viene investigando diferentes hechos delictivos que se han incrementado en los últimos años”.