Sacudón a Cavalieri: la justicia determinó que los empleados de ópticas no son mercantiles

Un fallo con fecha de ayer, 21 de septiembre de 2020, de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo saldó una vieja disputa intersindical y le dio un duro golpe a la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) que lidera Armando Cavalieri.

Por dos votos contra uno, la Cámara confirmó un fallo de primera instancia y estipuló que la representación de los empleados de ópticas corresponde al Sindicato de Empleados de la Industria del Vidrio y Afines (Seivara).

La sentencia definitiva de cámara convalidó la homologación del Convenio Colectivo de Trabajo 683/14 celebrado entre el Sindicato de Empleados de la Industria del Vidrio y Afines y la Cámara del Vidrio Plano y sus Manufacturas de la República Argentina, la Cámara Argentina de Fabricantes de Vidrios y la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y Afines.

Cavalieri había impugnado el convenio y había judicializados el asunto. Luego de perder en primera instancia interpuso una apelación que ahora fue rechazada. Se trataba de un tema álgido que estuvo dando vueltas en los juzgados por casi 5 años. De hecho, pocos creían que los mercantiles pudieran perder una batalla de ese estilo con el peso y el poder que manejan.

El fallo implica en la práctica que un universo de unos 15 mil trabajadores quedan formalmente representados por el Seivara que lidera Cristian Jerónimo y salen de la órbita del Convenio Coelctivo de Trabajo de Comercio.

Es una mala noticia para Cavalieri que se queda sin los ingresos por utilización de CCT y que hoy debe encarar una audiencia clave para tratar de cerrar la empantanada paritaria de la actividad, en medio de presiones cada vez más fuertes de los empresarios.