Un dispositivo podría devolver la visión a los ciegos

Los científicos de la Universidad de Monash de Australia han desarrollado un dispositivo que puede devolver la visión a los ciegos, utilizando una combinación de electrónica y microelectrodos implantados en el cerebro.

Ya se ha demostrado que el sistema funciona en estudios preclínicos y en ensayos no humanos con ovejas, y los investigadores se preparan ahora para el primer ensayo clínico con humanos que tendrá lugar en Melbourne.

Cómo funciona el dispositivo

Muchas personas clínicamente ciegas tienen los nervios ópticos dañados. Esto impide que se transmitan señales desde la retina al centro de visión del cerebro.

Las prótesis de visión cortical tienen por objeto restablecer la percepción visual de quienes han perdido la visión mediante la entrega de estimulación eléctrica a la corteza visual, la región del cerebro que recibe, integra y procesa la información visual”, declaró Arthur Lowery, investigador principal y director de Monash Vision Group. 

El sistema de visión biónica Gennaris puede evitar el daño de los nervios ópticos, haciendo posible el tratamiento. 

El sistema incluye un casco con una cámara y un transmisor inalámbrico, una unidad procesadora de visión y un software, así como un conjunto de placas de tamaño de 9×9 mm que se implantan en el cerebro.

La escena captada por la cámara del casco se enviará al procesador de visión, de tamaño similar al de un teléfono inteligente, donde se procesará para extraer la información más útil.

Las perspectivas del empleo del dispositivo

En los primeros estudios, los científicos implantaron 10 de estas matrices en ovejas y vieron que en el curso de un total acumulado de más de 2.700 horas de estimulación no se observó efectos adversos para la salud.

“Los resultados del estudio indican que la estimulación a largo plazo a través de arreglos inalámbricos puede lograrse sin la inducción de daños generalizados en los tejidos, ni problemas visibles de comportamiento o convulsiones resultantes de la estimulación”, comentó Jeffrey Rosenfeld, uno de los autores del estudio. 

Los estudios con animales son muy diferentes de los estudios con humanos, pero el equipo de investigación cree que su tecnología es prometedora más allá de la visión. Anticipan que el mismo enfoque podría proporcionar beneficios y opciones de tratamiento para pacientes con otras condiciones que tienen una causa neurológica de fondo, incluyendo la parálisis.

Ahora el equipo desarrollador de la tecnología también busca fondos adicionales para apoyar la eventual rampa de fabricación y distribución de sus dispositivos como una empresa comercial. 

Fuente: mundo.sputniknews.com