Archivos robados a migraciones advierten de ciudadanos chinos ilegales

Los archivos confidenciales robados por los hackers a la Dirección Nacional de Migraciones, luego de que el gobierno se negara a pagar la extorsión, fueron publicados en la plataforma rusa DropMeFiles el jueves pasado.

En una de las carpetas, bajo el nombre de “Escaneos”, se encuentra un pedido de investigación sobre presuntos procedimientos irregulares para obtener la residencia en Corrientes de 78 ciudadanos chinos, además de otros documentos con pedidos de embajadas y consulados de información sobre ciudadanos que se radicaron en Argentina, sobre todo en 2015.

En julio de 2014, se abrió un expediente investigando una denuncia por probable cohecho en la delegación correntina de la Dirección Nacional de Migraciones, a cargo de Carlos María Ódena. En esta se especifica que no solo el director, sino cinco empleados más estarían involucrados.

La maniobra era la siguiente: se ingresaba a los ciudadanos chinos por el límite con Paraguay y se los trasladaba a pequeñas localidades del Chaco, para luego aislarlos en supermercados chinos de la capital. Luego se presentaban en la delegación Corrientes con un compatriota que servía de traductor y un certificado de matrimonio con una ciudadana argentina. Según figura en el informe, a esas mujeres se les abonaban $ 7.000 y mercadería con la promesa de una vez aprobada la residencia, proceder al inmediato divorcio.

Se investigaron unos 20 expedientes y se encontró la existencia de irregularidades como, por ejemplo, que siete de los pedidos eran por matrimonios producidos poco tiempo antes o, como en cinco de los casos, donde el extranjero no tenía un ingreso legal al país. Además, en todos los casos habían arribado del Paraguay.

En noviembre de 2014, la oficina fue intervenida y se desplazaron a los funcionarios, enviándose una delegación desde Buenos Aires a hacer una auditoría interna.

Al mismo tiempo, en la carpeta online consta que tanto Estados Unidos, como Mexíco, Rumania, Brasil y Filipinas, solicitaron informes sobre el movimiento de ciudadanos de esos países en Argentina durante 2015.