Doble crimen: Peca y Chupete fueron fusilados contra el paredón del cementerio

Peca y Chupete, amigos del barrio, fueron acribillados anoche contra el paredón del cementerio de Granadero Baigorria. Un llamado anónimo al 911 dio aviso alrededor de las 0.30 horas de este sábado que un auto había pasado por Felipe Varela al 1200 y abrieron fuego. Cuando minutos después llegó la ambulancia, constataron que ambos habían sido asesinados. Según precisaron fuentes policiales e investigativas, los cuerpos de Ezequiel Arrúa y Osvaldo Ibarra presentaban heridas de armas fuegos en el cráneo.

Peca Arrúa tenía 32 años y era empleado municipal, en tanto que Chupete Ibarra de 53 años también se había desempeñado tiempo atrás como trabajador de la administración pública local. El fiscal Ademar Bianchini, de la Unidad de Homicidios Dolosos, investiga el doble crimen de Baigorria.

Imaxe

Con tres asesinatos en poco más de 24 horas, los investigadores buscan determinar si los hechos tienen relación entre sí. La noche del viernes fue ejecutado de 15 tiros, frente a su esposa y uno de sus hijos que lo esperaban en el auto, Marcelo “Coto” Medrano de 44 años, ex jefe de una de las facciones de la barrabrava de Newell’s, en la esquina de Eva Perón y Pueyrredón.

En las últimas semanas recrudecieron los tiroteos por “disputas territoriales” en barrios como San Miguel, San Fernando y Camino Muerto. Inclusive tomó conocimiento público un hecho de semanas atrás que puede vincularse con una interna en la barra de Newell’s: un vecino recibió una feroz golpiza en una plaza céntrica de Baigorria, luego de que cuatro desconocidos le preguntaron si conocía a otro “caracterizado” hincha leproso que vive en la ciudad.

El nombre de Coto Medrano había aparecido en crónicas policiales y judiciales por su vinculación al narcotráfico y a hechos de violencia, sobre todo en la zona norte de Rosario y en Baigorria. En octubre de 2018 recibió una condena a dos años de prisión efectiva en un juicio abreviado.