Claver-Carone, candidato de Trump, es el nuevo presidente del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció que eligió hoy al estadounidense Mauricio Claver-Carone, hasta ahora asesor del presidente Donald Trump, como su presidente para los próximos cinco años.

Los 48 gobernadores de la entidad se reunieron de manera remota para escoger al sucesor del colombiano Luis Alberto Moreno -quien concluye su tercer período consecutivo al frente del organismo-, que por primera vez en la historia del BID no será un latinoamericano.

Claver-Carone, actual director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, asumirá el 1 de octubre por un período de cinco años, con posibilidad de reelección.

Será el quinto presidente en la historia del BID, luego del chileno Felipe Herrera (1960-71), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1971-88), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005) y Moreno (desde 2005).

Como presidente estará a cargo de las operaciones del Grupo BID, formado por el propio BID y las divisiones BID Invest (de asistencia al sector privado) y BID Lab (laboratorio de innovación), informó el organismo en un comunicado en su sitio web.

Fuentes del organismo afirmaron que Claver-Carone recibió 30 votos de gobernadores y 23 de países de la región, según la agencia de noticias AFP, y otra fuente diplomática dijo a Télam que se registraron 16 abstenciones.

ArgentinaChileCosta Rica y México argumentaron que la votación debía posponerse nuevamente debido a que la pandemia no permitió el debate adecuado, postura que fue acompañada por la Unión Europea (UE).

“Dejamos asentada nuestra coincidencia con las múltiples y respetadas voces de las más varias procedencias políticas, académicas, sociales e ideológicas que han expresado la inconveniencia para América latina y el Caribe de vulnerar una tradición de gobernanza regional”, dijo la Presidencia argentina en un comunicado.

Abogado de 45 años, nacido en Miami de padre español y madre cubana, y criado en Madrid, Claver-Carone se convirtió en una figura ineludible de la comunidad cubano-estadounidense en Florida y Washington, a tal punto que cofundó uno de los comités de acción política anticastristas más influyetes de Estados Unidos.

Como hombre de Trump para la región, Claver-Carone recorrió el continente y estableció relaciones y contactos, que demostraron ser beneficiosos para su candidatura al BID. En la Argentina, el gobierno lo recuerda especialmente por el desplante diplomático que protagonizó el día de la asunción del presidente Alberto Fernández, en diciembre pasado, cuando se retiró sorpresivamente de una ceremonia.

No obstante, poco después volvió a confrontar al gobierno argentino: “Queremos saber si Alberto Fernández va a ser un abogado de la democracia en la región o apologista de las dictaduras y caudillos de la región, sean Maduro, (Rafael) Correa o (Evo) Morales”, dijo en conferencia de prensa y criticó la decisión del gobierno argentino de recibir al ex mandatario boliviano.

“Nuestro país, como socio relevante y estratégico del BID, continuará bregando por una agenda de inclusión social y desarrollo humano sostenible de la institución, que exprese los intereses de América Latina y el Caribe”, manifestó la Cancillería argentina en un comunicado.