LAS INTERNAS NACIONALES EN TAXISTAS PREOCUPAN EN NUESTRA CIUDAD

Es sabido que el transporte público de pasajeros no atraviesa el mejor momento en Rosario.
El problema del transporte público de pasajeros (colectivos) hace más de 70 días que mantiene un paro de sus trabajadores. Histórico.
La UTA (Unión Tranviarios Automotor), Sergio Copello, dijo que si el Estado nacional quita o deja de pagar los subsidios, están “condenados a que la actividad desaparezca”.
Sin embargo, no es el único problema que atraviesa la gestión de Pablo Javkin. Se puede complicar mucho más por la interna gremial que se enquisto en las huestes de taxistas a nivel nacional.
Una fuerte interna que ya lleva más de un año en el Sindicato de Peones de Taxi (SPT) amenaza con ponerle fin al reinado de Omar Viviani, que lleva 3 décadas al frente de ese espacio y fue, junto a Sergio Sasia, uno de los principales referentes del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que se quebró en 2019, cuando el líder de los taxistas decidió apoyar a Juan Manuel Urtubey, que luego tuvo un fracaso estrepitoso en las urnas.
La interna desatada en ese momento no solo partió en dos al MASA, sino que dejó a Viviani en una situación de extrema debilidad dentro de su propio sindicato, que el dirigente no pudo remontar ni aún con el acercamiento al gobierno que ensayó después de las elecciones, ni con el endurecimiento de su postura una vez declarada la cuarentena.
El lugar de Viviani lo tomaría Jorge Luis García, actual secretario adjunto y única figura que puede concentrar el poder y el apoyo de los diversos sectores internos sin producir una fractura dentro del sindicato, lo que según los trascendidos, habría sido central para que el histórico secretario general aceptara dar un paso al costa y alejarse del control del SPT.
Si bien la presión interna existe desde hace más de un año, lo que aceleró los tiempos para la salida de Viviani fue el fracaso de las negociaciones con el gobierno nacional en el marco de la pandemia. Es que según el propio sindicato los ingresos de los peones de taxi disminuyeron hasta en un 80 por ciento, a pesar de lo cual no se lograron medidas específicas para el sector.
Pero además la figura del todavía secretario general provoca fuerte resistencia dentro de la CGT en el marco del proceso de normalización que las central sindical quiere poner en marcha con representación de todos los sectores, es decir incluyendo a “los gordos”, los “independientes” y al “Masa”, en sus distintas vertientes, por lo que el recambio sería también celebrado en los ámbitos confederales.
En nuestra ciudad la discusión que se instala desde el Ministerio de Trabajo de la Nación Horacio Boix ¿Tiene que volver a su cargo?
“Desde el 6 de diciembre que una resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación indica que debo recuperar mi cargo de secretario general del Sindicato Peones de Taxis. Y así lo haré y sino me dejan entrar recurriré a la Justicia. Me votaron 400 compañeros y me destituyeron 15. No estoy citado en Tribunales, y mucho menos imputado. Mi apartamiento al cargo estuvo mal hecho, y mi destitución fue impugnada el día anterior por la cartera laboral” con estas palabras Horacio Boix, se manifesto hace algunos días avivado por la interna nacional. El objetivo es sacar provecho del estado de situación de la casa madre.
Los abogados que instruye a las actuales autoridades en la seccional Rosario, dijeron “es imposible que vuelta Boix”. 
Los próximos días serán descisivos para los destinos de los taxistas y para los rosarinos de a pie.
Otro dolor de cabeza para las autoridades municipales…